Mirada bioética de la basura espacial

La Bioética, aunque tiene relación con la ética médica y el ámbito de problemas específicamente humanos, es mucho más amplia en su actuar, convirtiéndola en una ciencia de la  supervivencia, pues hace bastante tiempo nos viene alertando de  la existencia de la llamada basura o chatarra espacial que orbita la Tierra, y que en un tiempo no conocido, pero tal vez, no tan lejano,  afectará no solo el espacio orbital, sino también a la superficie de nuestro planeta.

La basura espacial se ha convertido en una preocupación cada vez mayor, por las siguientes razones, hasta ahora conocidas:

  1. Síndrome de Kessler: Conocido también como cascada de ablación. Consiste en una reacción en cadena de objetos en órbita, satélites en funcionamiento y basura espacial. Con esta posible reacción, que para que ocurra necesita de una cantidad crítica de material disgregado en la órbita terrestre, se perjudicaría el funcionamiento de los satélites, afectaría las misiones espaciales o pondría en riesgo la vida de los astronautas.
  2. Peligros para la vida en la tierra: Por una caída gravitatoria probable de basura espacial sobre la superficie terrestre. Por cierto que, con efectos no claramente evaluados sobre la población humana, animal y vegetal, entre otros, por el impacto mecánico directo o por una eventual caída de restos de satélites, algunos de los cuales pueden contener radiactividad, lo que afectaría amplias zonas habitadas por seres humanos, especies animales o plantas.

Los bioeticistas, pueden hacer un aporte considerable al informar a la comunidad sobre los riesgos de un incremento de la basura espacial, al contribuir a generar consensos y políticas que busquen reducir los lanzamientos o mitigar los impactos de la basura espacial; al estudiar y alertar sobre los eventuales efectos de la caída de restos sobre las poblaciones humanas y animales, en particular, si hubiese peligro de caída de material radiactivo.

Es importante saber que habrá muchas preguntas al respecto, por ejemplo, en cuanto a si se debe o no continuar enviando nuevos satélites al espacio, hasta no lograr disminuir la basura ya existente, producto de la logística de transporte de los mismos. Por otra parte, además, ¿Que se debería hacer con los restos de satélites potencialmente peligrosos, por contener energía nuclear, que orbitan la Tierra? , o ¿Es ético usar energía nuclear en sondas y satélites que se envían al espacio?