Ciclo del agua

El ciclo del agua (ciclo hidrológico) es el proceso cíclico de circulación del agua en los diferentes estados de la materia: Líquido, sólido o gaseoso.

La mayoría del agua que se encuentra en la tierra está en forma líquida, abarcando los océanos, mares, ríos, lagos, lagunas, aguas subterráneas y canales. La parte sólida se encuentra en los polos y en los hielos continentales, como glaciales y nieves de la alta montaña. La tercera parte es la que forman las nubes y el vapor en forma de gas líquido.

El ciclo nace cuando el agua que se encuentra en estado líquido se evapora formando las nubes. Al subir a alturas mayores, el vapor se enfría y condensa, formando las gotas que luego caerán de nuevo a la tierra. Una parte caerá directamente sobre mares y ríos, mientras que otra caerá en la tierra, que a su vez se filtrará por las capas y volverá a formar parte de las aguas internas de la tierra. Consecuentemente, dadas las condiciones,  a su vez los hielos que forman la superficie terrestre también forman parte de este proceso. Sin embargo, existe otro ciclo complementario, denominado ciclo interno. En este caso todo sucede internamente, y el calor de la tierra hará que el agua salga al exterior en forma de aguas termales.

Fases del ciclo del agua:

Evaporación: Es el paso del estado líquido a gaseoso. Se produce por la acumulación de energía calórica que proporciona el sol a través de sus rayos.

Condensación: El agua que se encuentra en estado gaseoso, tras la evaporación, vuelve a su forma líquida. Es cuando los gases se vuelven a transformar en agua, formando las nubes, la neblina o el rocío.

Precipitación: Tras la condensación, el agua vuelve a la superficie terrestre con la precipitación. Esta incluye las distintas formas que entran de la categoría de precipitación, tanto la lluvia, la nieve, el aguanieve y el granizo.

Escorrentía: Corresponde al proceso de drenaje de las aguas procedentes de las precipitaciones en la superficie de la tierra. Esta se da por los propios canales que el agua ha ido formando sobre la capa terrestre.

Circulación subterránea: El agua que se filtra al interior de la tierra forma una circulación subterránea. Se trata de una de las mayores cantidades de agua que se encuentra en los continentes y de la cual obtenemos en gran medida agua potable o de riego. Se encuentra bajo las rocas que forman la superficie terrestre.

Fusión: Es cuando el agua que forman los hielos y los glaciares se derrite, pasando de sólido a líquido o gaseoso. El punto de fusión de la misma es cuando sube de 0º.

Solidificación: Es la fase contraria a la fusión. En este caso es cuando las temperaturas disminuyen y el líquido se transforma en sólido.